martes, 18 de abril de 2017

Pascua ´17: Di@s de Cine


Como cada año, hemos celebrado la Pascua en Candelario (Salamanca). La temática ha sido "Di@s de Cine". Sin más, os dejamos algunos testimonios de la experiencia y un pequeño vídeo para acercaros a lo que hemos podido vivir.


"Una Pascua siempre es momento de descubrimiento, de acompañar a nuestro Dios en sus momentos más duros y, de alguna forma, devolverle todo ese amor que nos da, de agradecerle todo lo que hizo por nosotros/as"

"Esta Pascua 2017 ha supuesto un cambio en mi vida, en la manera de ver las cosas, a las personas; a darme cuenta que tengo que cuidar lo que tengo, que, a pesar de todo, tengo que dar sin esperar nada a cambio, amar"

"Una vez más me he dejado sorprender por la locura que ha acompañado a cada momento de estos días, pero, sobre todo, me he sorprendido a mí misma dándome cuenta que algo tan natural como una conversación con alguien a quien quieres, o escuchar las líneas de una canción, te hacen resucitar por dentro y darte cuenta de que todas las situaciones tienen solución si te dejas conocer"

"Citando un poco a Jesús podría decir que "Está cumplido". Esta Pascua me ha servido para analizar lo que hemos logrado y agradecer a Cristo haberme permitido acompañarle estos días. NO ESTAMOS SOLOS/AS"

"Quiero agradecer profundamente a las Siervas de San José y a los/as monitores/as haber organizado esta actividad, esta experiencia tan maravillosa. Gracias a ella, he podido darme cuenta que Él está en mi día a día, queriéndome y acompañándome. He podido hacer un repaso al guión de mi película, cosa que me marcó mucho. Recomiendo 100% la experiencia"

"Esta es mi primera Pascua. Desde el primer día hasta el último realizas dinámicas muy intensas, ya que revives los últimos momentos de la vida de Jesús y te planteas la vida de otro modo. Es una experiencia intensa y muy hermosa y os animo a que vosotros/as la podáis realizar".

"Estos días me han abierto los ojos en el sentido de continuar caminando, dejar de pensar en que ya he llegado. Empiezo a ver la necesidad desde el punto de vista cristiano de la implicación. Este proceso deberá estar definido por tres factores: Dios, pareja+familia y trabajo"