domingo, 11 de diciembre de 2016

ENCUENTRO GRUPOS NAZARET Y M.S.J.

El fin de semana del 1 y 2 de Octubre de 2016 tuvo lugar en Hoyo de Manzanares (Madrid) el Primer Encuentro de Monitores/as de los movimientos pertenecientes a las Hijas de San José y Siervas de San José: Grupos Nazaret y Movimiento San José. 

En la mañana del sábado comenzamos ejercitando nuestros cinco sentidos, mediante diferentes experiencias sensoriales que nos ayudaron a chequear nuestras motivaciones en la vida cotidiana.  Trabajamos también, cómo vivimos a nivel personal nuestro compromiso como monitores/as dentro de los movimientos a través de algunas de escenas de la película "Invictus".


Por la tarde, partiendo de la película "Divergente", hicimos diferentes talleres según las facciones: Verdad, Osadía, Erudición, Abnegación y Cordialidad. 
Esto implicó hacernos conscientes de aspectos esenciales de nuestra vida:
Osadía; Ser monitor/a es una opción valiente, atrevida, supone asumir riesgos, enfrentar situaciones, interrogantes.
Erudición: Mas allá de nuestros conocimientos, de nuestra formación como monitores, está la sabiduría con mayúsculas, la que procede de nuestros procesos personales, de la experiencia que nos da la propia vida.
Verdad; Hay momentos en la vida en los que asumir mi verdad u optar por la verdad en situaciones comprometidas nos hacen más libres, aunque sea costoso. Jesús vivió para la Verdad, y nos hace una invitación especial a mantenernos fieles a ella. 
Cordialidad: Una palabra que tiene la misma raíz que corazón, significa algo más que ser amable, educado, significa ser capaz de sintonizar con lo que es el centro de la persona, desde lo más auténtico y lo mejor de cada ser.
Abnegación: La generosidad por encima de todo, frente a la codicia y la envida como formas de egoísmo. Hay situaciones de nuestra vida cotidiana donde podemos reconocer en que punto de la cuerda nos posicionamos. 


Ésta experiencia nos permitió seguir avanzando en nuestra facciones hacia la divergencia. Finalizamos el día celebrando una Eucaristía, teniendo a Jesús como nuestro mejor referente.  



El Domingo profundizamos  por medio de talleres en las facciones, teniendo como modelo de vida a Butiñá, personaje divergente que nos une, que nos da una identidad común a ambos movimientos, cuyo mensaje tiene mucho que decir hoy a los y las jóvenes,  y nos lanza con firmeza al compromiso en nuestra vida cotidiana.
Por último, finalizamos con una oración, actualizando las Bienaventuranzas del Monitor/a teniendo de fondo Nazaret y encontrando razones para la verdadera Alegría. 

Fue una experiencia de intercambio novedosa y enriquecedora que no acaba aquí, sino que comienza, abriéndonos a crear nuevos lazos y sintonizando en medio de esta gran aventura.


No hay comentarios:

Publicar un comentario