domingo, 9 de octubre de 2016

COT ´16

El Campo de Oración y Trabajo (COT) ha sido para mí una experiencia que, sin duda, repetiría. Te permite entrar a conocer una realidad completamente diferente, una realidad a la que no estamos acostumbrados. Mientras que, al mismo tiempo, en el grupo del COT se tienen reflexiones, momentos de oración, ratos para compartir experiencias, pensamientos, sentimientos.

Por las mañanas trabajábamos como voluntarios/as en una parroquia, donde los niños del barrio de Almanjáyar van a una escuela de verano. Nuestra tarea era ayudar a los educadores de la parroquia en el día a día con los niño; haciendo  actividades; en las salidas fuera de la parroquia; a la hora de la comida… Viviendo en el barrio se puede ver la realidad de los vecinos y las dificultades que tienen, pero estando con los niños se vive esa realidad mucho más intensamente.

Las tardes teníamos un espacio para nosotros/as como grupo. En ellas, pudimos tener espacios de oración y reflexión sobre lo que vivimos esos días. Es el tiempo que teníamos para parar un momento y pensar en lo que estábamos viviendo, en cómo nos sentimos y descubríamos cómo encontrábamos a Dios durante estos días. Si importantes fueron estos momentos, en mi opinión, una de las mejores partes del COT fue la experiencia de ser acompañada, y para mí acompañada por dos partes: la primera, las monitoras con las que puedes tener ratos de acompañamiento. Ellas te escuchan, te aconsejan, te guían en la experiencia que se vive esos días. La segunda parte, el sentirte acompañada por los compañeros/as con los que se vive la experiencia, los que están viviendo lo mismo que tú, con quienes convives y te desahogas compartiendo todo lo vivido durante el día.


En conjunto el COT ha sido una experiencia muy intensa, reveladora de una realidad para muchos desconocida donde, además de poder aportar tu granito de arena, sientes que son los niños los que te aportan y te enseñan mucho más de lo que se podría imaginar.



Es una aventura que hay que vivir para poder entender todo lo que te puede enriquecer no solo mientras dura, sino también después en tu vida cotidiana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada